Soluciones basadas en la naturaleza en la quebrada Caupicho

Soluciones basadas en la naturaleza para la resiliencia urbana

Implementación en la quebrada Caupicho,

Quito (Ecuador)

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Ecuador implementó el Proyecto PRORED “Fortalecimiento de la Capacidad de los Gobiernos Locales en Reducción del Riesgo de Desastres y Preparación con Enfoque de Seguridad Alimentaria y Género en Centros Urbanos Densamente Poblados”, con el objetivo de definir e implementar medidas prioritarias en siete municipios del país, incluyendo el Distrito Metropolitano de Quito (DMQ). 

En Quito, el sitio de intervención es la quebrada Caupicho, en un tramo aún abierto localizado en el sur de la ciudad, al margen del parque municipal con el mismo nombre. La quebrada Caupicho se conecta al río Machángara en este lugar donde existen varias infraestructuras de gestión de agua de escala de ciudad. La quebrada sufre una falta de mantenimiento y conforma un espacio con una capacidad drenante muy disminuida, lo que hace que la zona sea pantanosa y propicia a inundaciones, e invadido de hierba lo que impedia el paso o cualquier uso de la zona. Existen múltiples contaminaciones, sea por residuos sólidos o por descargas de agua residual. Los accesos al parque eran informales y peligrosos, y la quebrada se percibe como una barrera entre parque y ciudad. Estas problemáticas generan un rechazo de la quebrada por parte de la comunidad.

 

Contexto

 

El objetivo es restaurar la quebrada y ponerla en valor con soluciones basadas en la naturaleza para sensibilizar a la comunidad a la importancia de su existencia y buen funcionamiento dentro de este sector y del territorio. Mostrar la necesidad de recuperar estos  componentes naturales frente al cambio climático y la resiliencia de la ciudad frente a riesgos.

 

El proceso de definición de estrategias de intervención y de diseño de soluciones por el tiempo limitado del proyecto se realizó vía un proceso ágil. Se trabajó con los vecinos directos de la zona y con los equipos técnicos de implementación, esto permitió ajustar las propuestas de manera efectiva durante la fase de implementación. 

 

Se implementaron ocho tipos de dispositivos, buscando con este proyecto establecer bases experimentales con soluciones basadas en la naturaleza (SbN) que podrían replicarse a mayor escala. Estas técnicas son todas de bajo costo, robustas, construibles con materiales disponibles localmente, basadas o inspiradas de la naturaleza para gestionar el agua, introducir vegetación y facilitar los accesos.

 

Los dispositivos están dispuestos como un sistema conectado a escala 1:1 que busca evidenciar cómo la naturaleza trabaja en equipo y que cada solución necesita de la otra para funcionar adecuadamente. Las intervenciones proponen soluciones locales, sin embargo es necesario completarlas con un trabajo a mayor escala en toda la quebrada para que los resultados sean mejores sobre todo en el tema de calidad de agua. 

 

El sistema empieza en el acceso al parque Caupicho por la calle paralela a la quebrada.  Toda el área fue reasentada, se realizó un desbroce a lo largo de la quebrada, se limpió la quebrada en todo el tramo de intervención, se evidenciaron ojos de agua y se formalizó recorridos de esta agua subterránea hacia la quebrada. Se definieron zonas que por su valor vegetal no se debian intervenir considerando estas áreas como islas de biodiversidad. En esta intervención se estableció además como objetivo no generar desechos y reutilizar todo en sitio.

 

Los dispositivos están conectados por un recorrido peatonal a través de toda el área de intervención generando un paseo que puede sensibilizar a los usuarios, vecinos y visitantes del sector.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Zanjas de drenaje

En los accesos al sitio desde el parque y desde las calles secundarias se implementaron  zanjas que buscan captar y organizar el flujo de escorrentía. Dos zanjas se implementaron en áreas donde la escorrentía generaba problemáticas de inundación en las casas vecinas.

2. Disipadores de flujo

La quebrada estaba tapada por sedimentos y por la vegetación en todo su tramo abierto, impidiendo un correcto drenaje del agua de escorrentía (y de descargas) generando inundaciones locales que afectaron a las casas vecinas. Fue necesario entonces realizar un encauzamiento del canal para asegurar un flujo controlado del agua. Esto también generó una aceleración del flujo de agua en el canal, por lo que fue necesario implementar barreras que ralentizan el flujo y también estancan el agua formando pequeñas áreas de represamiento.

Los disipadores son microestructuras implantadas en el lecho del canal de drenaje de la quebrada que ralentizan el caudal, permitiendo un flujo paulatino del agua durante los picos de lluvia, y permitiendo que parte del agua se infiltre y se evapore.

 

 

3. Lombrifiltros

La lombrifiltracion es una técnica de tratamiento de agua residual que utiliza lombrices. Es una técnica, robusta, simple y comprobada (incluso en Quito, cf. Proyecto INNOQUA) que permite descargar agua tratada en la quebrada, respetando la norma ecuatoriana. Se implementaron dos lombrifiltros para tratar las aguas de dos casas colindantes a la quebrada para las cuales la conexión al alcantarillado no era posible. Estos dispositivos buscaban representar dos casos que pueden presentarse en las quebradas: viviendas que no pueden conectarse al alcantarillado por estar más bajas que el nivel de la alcantarillado o casas que no cuentan con alcantarillado en el que puedan conectarse.

En el primer caso el lombrifiltro se implementó en un espacio que pueda estar dentro del área de una acera recolectando agua de una familia tipo.  En el segundo caso se implementó en una espacio natural a la salida de la vivienda en un lugar que puede simular una área rural.

 

4. Pasarelas peatonales

Se implementaron tres pasarelas para facilitar el acceso al parque. Es particularmente importante que la quebrada no sea considerada como una barrera en el entorno urbano, para evitar que se requiera su embaulamiento por parte de los vecinos. Por ello se implementaron estos accesos formales en cada boca de calle, asegurando accesos seguros, formales y secos. Se utilizó estructura metálica y madera de pino local tratada en vacío-presión para usos exteriores. En el proceso de implementación de las pasarelas los vecinos requirieron que no se coloque pasamanos ya que por aquí pasan vacas, cabras, motos con cargas o bicicletas.

 

 

5. Microbosque

Para poder participar en la protección de la biodiversidad urbana local y generar espacios para insectos y pequeñas aves, se experimentó la implementación de un micro-bosque realizado siguiendo la técnica Miyawaki que permite alcanzar rápidamente mayores niveles de crecimiento de árboles, de almacenamiento de CO2 y de generación de hábitat para la biodiversidad. Esta técnica está basada en una buena preparación del suelo y en una plantación densa de árboles diversificados. En el caso de Caupicho se utilizan principalmente árboles nativos. Estos microbosque también limitan los accesos a zonas privadas y se implantaron como barreras vegetales en zonas que el recorrido requería por pedido de los vecinos.

 

 

6. Jardines de lluvia

El acceso oriental del parque sufre de inundación recurrente, impidiendo el paso peatonal porque la calle se transforma en un riachuelo. Una de las causas se encuentra en el importante flujo de agua de escorrentía proveniente del camino de entrada que se descarga en la parte baja del paso hacia el parque. Si bien la pasarela implementada busca asegurar un paso seco, también se implementaron jardines de lluvia para contener esta agua de escorrentía. Los tres jardines implementados se conforman como elementos paisajísticos integrados al parque. Se alimentan por zanjas de drenaje interceptadoras del flujo de escorrentía implementadas transversalmente a lo largo del camino bajante. Los jardines se plantan con vegetación decorativa resistente a las inundaciones temporales, que con sus raíces aseguran una buena permeabilidad del sustrato. Estos dispositivos permiten in fine la retención, infiltración y evaporación del agua de escorrentía, minorando y desfasando en el tiempo la descarga de agua en el río.

 

 

7. Cultivos en montículos de permacultura

Con el objetivo de reutilizar los lodos y las tierras extraídas durante la limpieza de los canales (y así evitar su descarga como residuo), se configuraron montículos como elementos paisajísticos inspirados de los montículos de permacultura. La base de estos montículos se constituye de ramas de árboles (en este caso de árboles caídos en el parque de Caupicho que se pudieron recuperar) y se completa, además de los lodos, por tierra y vegetación. La forma propuesta tiene un objetivo paisajístico, para animar la zona baja del parque en la entrada oriental y evitar acercarse a las infraestructuras existentes que carecen de seguridad. Estos montículos se ubicaron en una zona de inundación recurrente y permiten retener agua lluvia para infiltración temporalizada mientras las grandes infraestructuras se descargan.

 

 

8. Árboles de talud

Se implementó arbolado en borde inmediato de taludes de baja altura que presentan riesgos de deslizamiento en borde de quebrada. Los árboles generan un apoyo físico natural para el talud, bajando entonces el riesgo de derrumbe.

 

 

 

La implementación se realizó de agosto a octubre del 2022 y se inauguró con la comunidad poco después con un proceso de sensibilización a la protección de la quebrada y al uso de técnicas naturales para gestionar el agua a técnicos municipales y vecinos. Un proceso de monitoreo de las soluciones está en curso con el objetivo de evaluar los aportes de cada técnica y la evolución del lugar, tanto en sus aspectos ambientales como sociales.

caupicho2.jpg

Quebrada Caupicho previo intervencion (YES Innovation, 2022)

Zanja de drenaje implementada en la entrada del sitio de intervención para captar la escorrentía y descargarla en el canal de la quebrada (YES Innovation, 2022)

Disipadores de flujo de agua antes, durante y después de un episodio de lluvia en Caupicho (YES Innovation, 2022)

Lombrifiltro implantado en la entrada de la zona de intervención (YES Innovation, 2022)

Pasarelas peatonales implementadas para facilitar el acceso al parque (YES Innovation, 2022)

Jardines de lluvia alimentados por zanjas de drenaje transversales al camino (YES Innovation, 2022)

Montículos de permacultura (Hugelkultur beds) implementados para reciclar en sitio los lodos extraídos del canal durante su limpieza (YES Innovation, 2022)